lunes, 5 de septiembre de 2011

LA BERENJENA

Aunque procede de la India (hace más de 1200 años), su nombre es originario del vocablo persa badindjan, que luego pasó al árabe. Fue introducida por los árabes en Europa a través de la Península Ibérica. La primera documentación sobre la berenjena en lengua castellana se encuentra en el Cancionero de Baena del siglo XV.
Aubergine Berenjena Berinjela Eggplant Melanzana


Contiene una gran cantidad de agua, mientras que su porcentaje de hidratos de carbono, proteínas y grasas es muy bajo.. El mineral mayoritario en la berenjena es el potasio, además de pequeñas cantidades de magnesio y fósforo. Respecto al contenido vitamínico destaca una pequeña cantidad de vitamina C y beta-carotenos.
Ventajas de consumirla con piel
Su contenido en fibra no es muy grande,  pero si se come con piel  aprovecharemos un poco más su aporte. También en la piel de la berenjena encontramos una antocianina, la nasunina, con acción antioxidante, que, según este estudio, podría parece proteger frente a la oxidación de los lípidos sanguíneos.
Actúa como tónico digestivo, estimulando el vaciamiento de la bilis.
Es  baja en calorías, por lo que puede formar parte de cualquier dieta de adelgazamiento.
Para aprovechar mejor estos beneficios, se recomienda comprarlas muy tiernas, ya que la piel endurece cuanto más vieja es y le cuesta más cocerse.
Compra y conservación  
Las mejores berenjenas deben ser tiernas y firmes, de unos 5-8 cm de diámetro y con la cáscara lisa y brillante. El color varía según la variedad, pero debe ser uniforme, sin manchas  ni zonas blandas.
Se debe conservar en refrigeración hasta su consumo, que debe ser rápido. No conviene envolverla en film transparente ya que se impediría su respiración.  Debemos mantenerla aislada del resto de verduras y frutas, porque reacciona con el gas etileno producido por la respiración de otros vegetales, haciendo que se estropee antes.
Técnicas culinarias
Podemos salarla antes de su preparación para eliminar su amargor, reducir su humedad y conseguir una pulpa más densa que absorba menos aceite durante su cocinado. Aún así, la berenjena frita es la forma de preparación menos digerible y más calórica, ya que suelen absorber gran cantidad de aceite de la fritura.
Cocida y pelada es fácil de digerir, pero cruda contiene pequeñas cantidades de solanina (alcaloide que se puede encontrar también en la patata ó en otros frutos poco maduros) que puede provocar migrañas y alteraciones gastrointestinales. Por dicho motivo, debe consumirse siempre cocinada en sus muchas preparaciones culinarias.
Podemos prepararla sola, asada, guisada, a la plancha, salteada, en forma de puré, en tortilla, fritas con miel de caña, etc.
O junto a otras verduras en forma de escalibada (esta receta nos la propuso un seguidor del blog), pisto, al horno y rellenas de atún ó de carne, formando parte del tumbet mallorquín (como ya mencionamos en un post anterior), como ingrediente de pizzas y empanadas, en forma de musakka de salmón ó de carne, etc.
Para saber más sobre las berenjenas pincha aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada