lunes, 6 de junio de 2011

El Pepino

Prolific cucumbers

Las autoridades sanitarias han descartado que los pepinos sean la causa del brote alimentario originado recientemente en Alemania, y Bruselas levanta la alerta sobre esta hortaliza tan saludable.


De este modo, según publica la AESAN, todos los productos españoles quedan libres de sospecha, confirmándose su calidad y el cumplimiento de todos los requisitos de seguridad alimentaria establecidos. Según constatan, no hay ningún caso asociado a este brote en España, por lo que el consumo de esta hortaliza debe ser el habitual, con las precauciones normales de lavado o pelado de verduras previo a su preparación.

Y sin más, os ofrecemos alguna información de esta cucurbitácea tan refrescante originaria del Himalaya y que fue uno de los alimentos preferidos por los faraones. Los médicos griegos y latinos afirmaban que su jugo aumentaba la inteligencia y calmaba los ardores de la carne. Como curiosidad, decir que este fruto se consume inmaduro ya que al madurar se vuelve esponjoso y de color amarillento, y se altera su sabor.

-En primer lugar procederemos a un lavado adecuado de manos antes de manipular cualquier alimento.
-Posteriormente lavaremos bien las frutas y hortalizas, con abundante agua potable.
-Si van a ser consumidas tal cual, en crudo y sin pelar, podemos dejarlas unos minutos en remojo (no más para evitar pérdidas de vitaminas) en agua a la que habremos añadido un vasito de vinagre.
-En el caso de frutas y verduras que haya que pelar o trocear, evitaremos que se pongan en contacto con superficies ó cuchillos empleados para manipular otros alimentos crudos (carnes, pescados, etc) ú hortalizas sin lavar.
En la actualidad, el pepino es una hortaliza muy cultivada en Europa y América del Norte y ocupa el cuarto puesto en la producción mundial de hortalizas, detrás del tomate, la col y la cebolla. 
Las variedades de pepinos se pueden clasificar en función de diversas características como su tamaño, forma y color de la piel. 
Atendiendo al tipo de cultivo se habla de pepinos de invernadero: los que poseen una forma alargada y recta, piel fina y pocas semillas ó pepinos de caballón: contienen menos semillas que los anteriores y su piel es verde oscura y dura, por lo que se deben pelar antes de su consumo. 
En cuanto a su composición nutricional, el pepino es una de las hortalizas más ricas en agua (97%), y de menor contenido calórico, (tan sólo proporciona 12 kcal por cada 100g). Contiene menos de 2 g de hidratos de carbono y pequeñas cantidades de vitaminas como la C y carotenos y beta-carotenos. También presenta una pequeña proporción de beta-sitosterol, compuesto con actividad antiinflamatoria, hipocolesterolemiante y moduladora de la respuesta inmunitaria, entre otras, que podría resultar beneficioso en el tratamiento de ciertas enfermedades como la artritis reumatoide ó hiperplasia benigna de próstata.

Todo ello convierte al pepino en una verdura ideal en:
-Elaboración de platos ligeros, refrescantes y bajos en calorías, ideales para personas con colesterol elevado, con diabetes ó que necesiten perder peso.
 1 kg de pepinos nos aporta las mismas calorías que 1 manzana: (120 kcal)

-También son diuréticos, y tienen un bajo contenido en sodio, por lo que son una buena elección en caso de hipertensión.
-Por otra parte, el pepino no se considera una hortaliza muy rica en potasio en comparación con otras, por lo que debido a su contenido relativamente escaso en este mineral (140 mg/100g), puede ser consumida con moderación por personas con Insuficiencia Renal Crónica que deban limitar su ingesta de potasio.
Como precaución, tendremos en cuenta que en algunas personas puede resultar indigesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada