martes, 3 de noviembre de 2015

Desmontando mitos: El pan NO engorda

Con motivo del Día Mundial del Pan, que se celebró el pasado 16 de Octubre, a la par que el Día Mundial de la Alimentación, nos ha parecido relevante rescatar este estudio de un alimento tan básico y a veces desvalorizado. Los autores, Inmaculada Bautista Castaño y Lluís Serra Majem, realizan en él una revisión sistemática para conocer la asociación entre el consumo de pan y presentar ganancia ponderal, según la mejor evidencia científica disponible.

Foto: Sarmale / OAyuso
El incremento del número de individuos con sobrepeso y obesidad, con muchas enfermedades asociadas, tales como la diabetes tipo II, la hipertensión y la dislipemia, se ha convertido en uno de los principales problemas de Salud Pública de muchos países del mundo. Concomitantemente con este incremento de prevalencia, han surgido multitud de dietas para perder peso y de recomendaciones nutricionales para conseguir unos hábitos dietéticos saludables, que permitan combatir esta tendencia en alza al incremento ponderal.

Desde el punto de vista de los consumidores, una de las creencias populares más difundidas es la de que el pan, proporciona exceso de energía al cuerpo y por tanto engorda. Por ello, un sector de la población general considera como alimento a descartar o disminuir de forma importante cuando desea perder peso o intenta no aumentarlo. De esta forma, el pan, un alimento que ha formado parte de la dieta mediterránea tradicional, ha presentado una continua caída en su consumo.

Dado que en la actualidad los estudios que se centran en los efectos de los constituyentes de la dieta sobre la ingesta energética y la grasa corporal, permanecen inciertos, y los resultados son a menudo controvertidos, y que sería de gran interés disponer de datos fiables para encaminar a la población hacia un patrón alimentario más correcto de manera que repercuta en una mejora en su salud, parece de interés llevar a cabo una revisión de los estudios disponibles que contemplen la influencia del consumo de pan en el estado ponderal de los individuos.

Los resultados de este estudio son consistentes con las recomendaciones de dieta saludable, en la que los cereales y en concreto el pan, deben formar parte de la dieta recomendable y en este contexto, enfatizan el importante papel del pan integral en la promoción de la salud.

Aunque se necesitan estudios en el futuro que aporten datos sobre los siguientes aspectos:
-     

Comunicación efectiva al consumidor relacionado con el consumo de pan, aportando datos convincentes de que el consumo de pan no incrementa el peso corporal y de que el pan integral puede ayudar a prevenir y reducir la ganancia ponderal u obesidad.

-    Estudios que suministren información sobre la relación entre consumo de pan, salud y calidad de vida en general y en especial sobre la diabetes y el síndrome metabólico.

De la revisión realizada se desprenden las siguientes conclusiones:
·     Una dieta rica en pan y particularmente integral, se asocia o bien con menor Índice de Masa Corporal, circunferencia de cintura y menor riesgo de incremento ponderal a lo largo del tiempo en una mayoría de los estudios revisados, o bien no se asocia a incremento de medidas de adiposidad.

·         En una minoría de estudios el consumo elevado de pan blanco incrementa la medida de cintura, principalmente en mujeres. En la mayoría de estudios no se observa este efecto.

·       La escasez de estudios al respecto, no deja claro el hecho de si el pan debe incorporarse en las intervenciones dietéticas de pérdida ponderal, aunque los pocos resultados disponibles apuntan a que el pan o bien no influye en la pérdida ponderal, o su consumo va asociado a mayores pérdidas de peso, sobre todo si es integral. Son necesarios más estudios a este respecto.


Ø  Para saber más:

“Pan cada día". Iniciativa promovida por la práctica totalidad del sector del pan español a través de INCERHPAN con el objetivo de frenar e invertir el descenso del consumo de este alimento básico en una dieta sana y equilibrada y fomentar la investigación científica para promover y reivindicar la evidencia de que el consumo de pan es beneficioso para la nutrición y la salud de la población, en el marco de la Dieta Mediterránea.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada