viernes, 5 de septiembre de 2014

Crepes de harina de garbanzo con champiñón, espinacas y falso pesto de nueces

Este mes toca volver, al ritmo de trabajo, a retomar nuestras obligaciones habituales, y a alimentarnos saludablemente. Hoy os sugerimos una receta de crepes salados, que nos pueden servir para una cena apetitosa y así enfrentarnos a ese temido “estrés postvacacional” con las pilas bien cargadas de los beneficios de las verduras y legumbres. También es un plato apto para vegetarianos y para personas con intolerancia al gluten y al huevo.

Hablábamos en anteriores posts de las ventajas de la harina de garbanzo frente a la habitual de trigo. La harina de garbanzo se emplea mucho en la cocina italiana e india, y también en España en la elaboración de las tradicionales “tortillitas de camarones”. Se puede encontrar en la mayor parte de supermercados y en tiendas de comida india con el nombre de ‘gram’ ó ‘besan’.

La harina de garbanzo aporta los beneficios nutricionales propios de las legumbres, al ser rica en proteínas, hidratos de carbono de absorción lenta, fibra, minerales y vitaminas. En la tabla se pueden apreciar algunas de las diferencias con respecto a la harina blanca de trigo.

Algunas diferencias nutricionales entre harina de trigo y de garbanzo
100 g de producto aportan:
Kcal
Prot (g)
H. de Carb.(g)
Lip.
(g)
Fibra
(g)
Hierro
(mg)
Magnesio
(mg)
Potasio
(mg)
Zinc
(mg)
Harina de trigo
348
9,3
80
1,2
2,7 g
1,1
22
107
0,7
Harina de garbanzo
359
21,6
54,3
6,1
6,3 g
4,9
166
778
2,6


Receta Crepes:

Ingredientes para unas 4 personas

Crepes:
200 g (2 vasos aprox) de harina de garbanzos
240 ml (1 vaso) de agua
1 pizca de tomillo
1 pizca de sal
1 cucharada de aceite de oliva

Relleno:
300 g de champiñones lavados y laminados
2 cucharadas de aceite de oliva
½ cebolla
1 diente de ajo
Sal y pimienta
Hojas de espinacas frescas

Pesto:
1 ramillete de perejil
30 g de nueces
2 cucharadas de aceite de oliva
2 cucharadas de agua
2 cucharadas de queso parmesano
Pimienta negra

Elaboración:

Para las tortitas, batimos todos los ingredientes juntos (salvo el aceite) con ayuda de una batidora y dejamos reposar la masa unos 20 minutos.

En una sartén antiadherente añadimos unas gotas de aceite de oliva, sobre todo para evitar que las primeras se peguen. Formamos las crepes añadiendo un cazo pequeño de masa por tortita y extendiéndola bien en la sartén. Después, si la sartén es buena, no será necesario añadir más aceite.

Por otra parte, lavamos las espinacas y los champiñones, cortando estos últimos en láminas. Troceamos el ajo y la cebolla bien finos y los doramos en el aceite. Añadimos los champiñones, dejamos cocer hasta que pierdan el agua y salpimentamos. En el último momento, con el fuego apagado, añadimos un buen puñado de hojas de espinacas frescas.

A la hora de servir, rellenamos cada tortita con un poco de champiñón y añadimos por encima una cucharada del Falso pesto de nueces (en el enlace anterior podéis releer el post de junio donde contábamos cómo prepararlo).

Finalmente decoramos con hojas de brotes tiernos ó más espinacas frescas y unos tomates cherry ó unas fresas (en temporada).

Opcionalmente podemos añadir también queso de untar.

Ø     Para saber más:

- ¿Sabíais que...: en el argot de cocina, a los champiñones salteados y cortados en trocitos se les llama duxelle.

Por: Lati Escudero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada