miércoles, 5 de diciembre de 2012

Recomendaciones dietéticas para el paciente renal en hemodiálisis (I)


En España, según datos del 2012, viven más de 2 millones de personas con enfermedad renal. La prevalencia de los programas de diálisis no ha dejado de crecer, sobre todo en pacientes ancianos. La diálisis es el tratamiento renal sustitutivo más importante para las enfermedades renales, en sus dos modalidades principales: la hemodiálisis (que aún sigue predominando con un 83,3%) y la diálisis peritoneal.

Imagen extraída del cómic “Vivamos la Diálisis”. Dibujos de J.M. Serrano

Llevar una alimentación adecuada es un aspecto básico del tratamiento de la Insuficiencia Renal Crónica. Por ello queremos destacar en primer lugar los alimentos que por su alto contenido en potasio ó sodio se deben limitar. A continuación se mencionan  los principales alimentos que deben formar parte de la alimentación del paciente en diálisis junto con algunos consejos a la hora de cocinarlos.

ALIMENTOS NO ACONSEJADOS:

Alimentos salados:
Sal y sal de régimen
Patatas fritas de bolsa, frutos secos y otros aperitivos salados
Embutidos muy salados, quesos añejos
Conservas de pescado (anchoas, sardinas de lata…), salazones, aceitunas…
Sopas de sobre y cubitos de caldo

Las siguientes frutas:
Frutos secos y frutas desecadas
Kiwi
Albaricoque
Higos y brevas
Plátanos
Zumos de frutas

Las siguientes verduras:
Acelgas, espinacas y cardo
Setas y champiñones
Aguacate
Boniatos
Tomate fresco, salsa de tomate, kétchup (se puede emplear el tomate pelado en conserva, escurrido)

Dulces y otros:
Chocolate y Cacao
Turrón y mazapán

RECOMENDACIONES DIETÉTICAS GENERALES:

- Se aconseja consumir diariamente unos 250 g (limpios) de pescado de cualquier tipo ó carne magra (pollo, pavo, conejo, ternera sin grasa). Es decir, una ración de tamaño medio, para reponer algunas de las proteínas perdidas durante la hemodiálisis.

¡Ojo! En el caso de pacientes con insuficiencia renal sin diálisis y con restricción dietética de proteínas, el consumo de carne ó pescado se limitará a 100 g al día.

- 4 veces a la semana se puede tomar 1 huevo, al que además se le puede añadir una clara de otro. Se pueden tomar pasados por agua, en tortilla, duros, en revueltos, tortilla de patatas (poniendo la patata en remojo), en flanes…(siempre que no haya niveles altos de colesterol).

- Es preferible tomar leche semidesnatada ó desnatada, no abusando en general de los productos lácteos (queso, yogures, natillas…), sobre todo si  los niveles de fósforo ó calcio en sangre se presentan elevados.

- Los cereales como el arroz, pasta, pan, etc se pueden consumir sin necesidad de contabilizar las cantidades, salvo en casos de sobrepeso ó diabetes.

- En caso de niveles de potasio elevados en sangre, será preferible consumir pan blanco ó biscotes tostados, ya que los productos integrales a menudo tienen un elevado contenido de este mineral.

- Como fuente de grasa, emplear siempre que sea posible aceite de oliva para cocinar, aliñar, freír, con las tostadas, etc, usando la mantequilla, margarina ó aceite de girasol sólo ocasionalmente.

- Los alimentos se pueden aliñar o sazonar con todo tipo de hierbas y especias: Ajo, limón, perejil, orégano, tomillo, laurel, pimienta, pimentón, eneldo, etc, evitando la sal en función del nivel de restricción de sal.

CONTROL DEL POTASIO

- Si los valores de potasio en la analítica no superan los límites normales, se escogerá la verdura con menor contenido en potasio, tomándola con moderación (un máximo de unos 200-250 g al día):

Cebolla, Pepino, Espárragos en lata, Lechuga, Guisantes, Judías verdes, congeladas, Pimiento verde ó rojo, Berenjena, Calabacín, Col, Maíz, Apio, Alcachofas en lata.
* La zanahoria, puerros, remolacha en conserva, brócoli, endivias tienen el doble de potasio que las anteriores, por lo que si se consumen la cantidad máxima total aconsejada al día será de 100 g.

El consumo de alimentos ricos en potasio está desaconsejado durante la diálisis, puesto que su absorción intestinal se produce transcurrido cierto tiempo pudiendo aumentar en sangre una vez finalizada la diálisis. Valores elevados de potasio en sangre pueden  ser peligrosos, produciendo arritmias y en casos graves paradas cardiacas.

Las patatas contienen mucho potasio, por ello es conveniente trocearlas y ponerlas en remojo unas horas antes de consumirlas. Por la misma razón, la verdura congelada o hervida tiene menos potasio que la fresca.

- Se pueden tomar legumbres 1 ó 2 veces por semana CON LA PRECAUCIÓN de cambiar el agua de la legumbre a mitad de cocción y no consumir el caldo de cocción de la legumbre (es decir, no tomar sopa preparada con el caldo del cocido). Tampoco se aprovechará el caldo de cocción de verduras ni el almíbar de las frutas.

 
Imagen extraída del folleto “El Potasio”, por: Campos; Crespo; Jiménez; López; Rodríguez; Sánchez; Sosa; Toro.  Dibujos de A. Gil Mateo.

- Se escogerán las frutas con menor contenido en potasio, tomándolas con moderación (2 piezas pequeñas al día como máximo, es decir, unos 250 g):

Pera, Manzana, Mandarina, Higo Chumbo, Caqui, Fresas, Moras, Sandía (1 tajada pequeña), Piña ó melocotón en almíbar sin su jugo, Pomelo, Mango, Naranja.
*La granada, el melón, las ciruelas, las uvas, las cerezas, los nísperos y la nectarina tienen el doble de potasio que las anteriores, por lo que si se consumen la cantidad máxima total aconsejada al día será de 100 g.

Como postres alternativos a la fruta fresca, se puede tomar arroz con leche, dulce de membrillo, manzana o pera en compota con canela y limón, flan de huevo ó natillas, dulces de merengue, repostería casera, etc. También se pueden consumir mermeladas de melocotón, fresa…

- Se pueden tomar refrescos, infusiones, té, café (mejor molido que soluble), cerveza sin alcohol, evitando los zumos.

- La cantidad de líquido permitida para cada paciente variará en función de la diuresis residual, recomendándose en general no tomar más de ½ litro de líquido al día más el volumen equivalente a lo que se orine.

Recordemos que todas estas recomendaciones son generales, y no tienen en cuenta las características particulares de cada  uno ni los valores de analítica.

En el siguiente post os sugeriremos recetas bajas en potasio; así como algunas recomendaciones para controlar los niveles de fósforo y sugerencias para pacientes en hemodiálisis con diabetes.

Ø     Para saber mas:
Por: Lati Escudero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada