miércoles, 22 de junio de 2016

Morcilla vegetariana de verano


Para sacarle el máximo partido a la berenjena y seguir consumiendo hortalizas de temporada traemos hoy una receta de origen murciano. Aunque se llama morcilla de verano o de primavera, en Murcia -región afamada por sus verduras de la huerta- se suele cocinar todo el año. Es un plato muy sencillo de preparar, sabroso y que se puede elaborar en cantidades grandes, para congelar y emplearse como relleno de empanadas, guarnición, revueltos…


Ingredientes para 4 personas
2 berenjenas grandes
3 cebollas medianas
3 cucharadas de aceite de oliva y aceite para freir
50g de piñones
1 cucharada de orégano seco
1/2 cucharadita de comino molido (opcional)
sal y pimienta
Elaboración:
La berenjena tiende a absorber mucho aceite al ser su carne porosa. Para evitarlo, cortamos la berenjena sin piel en daditos y la cubrimos de agua con sal durante unos 10 minutos. A continuación escurrimos y presionamos bien para eliminar todo el aire y agua, lo cual en parte evitará que coja aceite en exceso.
Se fríe en abundante aceite bien caliente ó freidora hasta que la berenjena quede dorada.
Escurrimos en papel absorbente.
Mientras troceamos la cebolla también en dados ó en juliana (a tiritas).
En una sartén con las 3 cucharadas de aceite, pochamos la cebolla a fuego suave, para que no se dore y quede blandita.
Juntamos los ingredientes en una olla, sazonamos y añadimos los piñones y el orégano. Mezclamos bien manteniendo a fuego lento hasta que se forme una masa de color pardo.
Retiramos el posible exceso de aceite y servimos caliente en una fuente ó bandeja como si de un pisto se tratara.
Se puede acompañar con rebanaditas finas de pan ó picos.
Estas recetas tradicionales tienen muchas variantes según gustos y zonas. En algunas casas no añaden comino y en otras se les pone clavo.
Ø  Para saber más:

Otra receta muy típica de la cocina murciana es el zarangollo (revuelto de calabacín).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada