viernes, 2 de septiembre de 2016

Bocadillo de pollo con ‘pesto’ de nueces, verduras y tomatitos cherry asados.

Estamos en septiembre ya, pero todavía aprieta el calor y pasar mucho tiempo delante de los fogones aún se nos hace cuesta arriba… Por eso, para que la vuelta de las vacaciones se haga más llevadera, seguimos con la propuesta de no complicarnos la vida sin dejar de comer rico y sano.

Ingredientes para 4 personas:

Pan integral (preferiblemente pan italiano, chapata ó ‘Focaccia’ integral de cebolla)

POLLO:
4 filetes de pechuga de pollo
1 cucharada de aceite de oliva
Pimienta negra y sal
100 g de queso mozarella en láminas ó rallado

VERDURAS:
1 calabacín
1 berenjena
250g de tomates cherry
2 cucharadas de aceite de oliva
Pimienta negra y sal

SALSA PESTO:
1 manojo de albahaca fresca
50 g de nueces
50 g de queso parmesano en polvo
Zumo de ½ limón
Ajo en polvo
2 cucharadas de aceite de oliva

Elaboración:
Lavamos las verduras y cortamos el calabacín y la berenjena con piel en láminas. En una bandeja de horno colocamos las verduras extendidas, las sazonamos y regamos con el aceite de oliva. Horneamos a unos 170º durante unos 15 minutos aprox. Colocamos entonces los cherrys cortados por la mitad, los sazonamos también y seguimos horneando otros 15 minutos aproximadamente hasta que las verduras estén doradas.

Aparte, trituramos en un vaso para batir: la albahaca lavada, las nueces, el queso parmesano, ajo en polvo, aceite, zumo de limón, pimienta y sal. Reservamos.

Por otro lado, preparamos el pollo a la plancha previamente sazonado. Cuando esté hecho, apartamos del fuego y le añadimos el queso mozarella por encima para que se funda un poco.

Finalmente, cortamos pan integral, lo untamos de salsa al pesto, disponemos una lámina de berenjena, otra de calabacín, el pollo y encima los tomates cherry asados.

Servimos con algo más de verduras asadas y una buena ensalada de brotes tiernos (rúcula, hoja de roble, canónigos, espinacas, etc…).


NOTA: El pesto original, salsa procedente de Génova, lleva albahaca, piñones, parmesano y ajo. Sin embargo, la receta se puede adaptar sin problemas añadiendo otros frutos secos en lugar de piñones, rúcula, aguacate, etc y omitiendo o variando el tipo de queso.


1 comentario: