viernes, 1 de agosto de 2014

Pakoras de verduras


La pakora es una receta típica de la gastronomía india que se elabora a base de patata, verduras variadas y harina de garbanzo como ingrediente común, similar a un buñuelo, que se fríen en abundante aceite bien caliente. Con esta manera diferente de rebozar la verdura, la pakora hará las delicias de grandes y pequeños y es una opción para todas las personas que no puedan tomar gluten.

Constituye un entrante apetitoso que nos puede servir para acompañar comidas y cenas veraniegas, excursiones, fiestas, etc…También es una  alternativa más saludable a las tradicionales patatas fritas.
Por otra parte, la harina de garbanzo constituye un excelente sustituto de la harina y también del huevo, siendo más nutritiva y sabrosa que la harina blanca, por lo que próximamente publicaremos más recetas con este producto.
Eso sí, recordemos una vez más no abusar de las frituras y cuidar de que el aceite no se queme
¡Buen provecho!

Ingredientes para unas 4 personas:
1 patata nueva grande
1-2 puñados de espinacas frescas
3 pimientos verdes
1 cebolla
3 cucharadas soperas de harina de garbanzo
1 cucharadita de semillas de granada (de venta en tiendas de comida india)
½ cucharadita de cominos molidos
½ cucharadita de cilantro molido
Sal y pimienta
Una pizca de guindilla molida ó salsa picante (opcional)
Aceite de girasol abundante para freír

Elaboración:
En primer lugar lavamos la verdura, y sin escurrirla, la colocamos en un bol amplio o ensaladera.

Cortamos la patata en bastones no demasiado finos (si es nueva, podemos lavarla y frotarla bien y mantener la piel), y el pimiento y la cebolla en aros. Añadimos las espinacas lavadas  y espolvoreamos por encima la harina de garbanzos, las especias y la sal.

Mezclamos bien con las manos o con ayuda de una cuchara y dejamos reposar la masa unos 10 minutos. La consistencia no debe ser muy pastosa ni espesa, y si es necesario podemos añadir unas cucharadas de agua.

En una sartén honda y amplia calentamos abundante aceite de girasol, cuando esté caliente vamos añadiendo cucharadas de la mezcla de verduras no demasiado juntas, formando pequeños nidos.

Una vez que la mezcla adquiera un tono rojizo y la espuma del aceite baje, vamos dando la vuelta a las pakoras con ayuda de una espumadera.

Los buñuelos deben quedar tostaditos y crujientes por fuera y jugosos por dentro.

Escurrir en papel absorbente y servir calientes.

Podemos consumirlas sólas ó acompañar las pakoras con salsa de pepino y yogur, con un picadillo de tomate, ó con chutney agridulce.

Las verduras empleadas pueden variar y podemos añadir también berenjena, coliflor…

Por: Lati Escudero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada