viernes, 18 de octubre de 2013

Recetas para la prevención del cáncer de mama

Aunque la cura definitiva aún esté en camino, sí parece estar claro que una parte del camino está en la  prevención. Lo confirma un estudio recién publicado en The American Journal of Clinical Nutrition, en el que constatan que un patrón alimentario basado en un consumo abundante de frutas y verduras de todo tipo está asociado con un menor riesgo de aparición de cáncer de mama.

This week's veg

Por ello os proponemos hoy dos recetas a base de verduras, para que sigamos animándonos a prevenir y a comer de forma rica y sana.

CONFITURA DE CEBOLLA ROJA


red onionsIngredientes:
600 g de cebollas rojas en rodajas
4 cucharadas de aceite de oliva
100 g de azúcar morena
100 ml de vinagre de vino tinto
1 ramita de canela
1 hoja de laurel
Sal y pimienta negra


Elaboración:
Pelamos y cortamos las cebollas en rodajas muy finas. Calentamos el aceite de oliva y rehogamos en él la cebolla durante unos minutos. Agregamos el azúcar, el vinagre, la canela y el laurel. Mantenemos la sartén tapada hasta conseguir una textura caramelizada, durante aproximadamente una hora. Si fuese necesario, podemos añadir un poco de agua templada para evitar que la cebolla se pegue.

Sazonamos con sal y pimienta.
Puede aguantar muy bien en el frigorífico durante una semana. Ideal para acompañar con ensaladas, como guarnición de pescados, para combinar con una tabla de quesos ó para tostas y canapés.


Red Onion Marmalade on Crostini


ALBÓNDIGAS DE COLIFLOR

White cauliflower with green leavesIngredientes:
500 g de coliflor
200 g de pan seco
½ cebolla
1 diente de ajo
50 g de queso de cabra tierno
1 huevo
3 cucharadas de perejil
Harina
5 cucharadas de aceite de oliva
Sal y pimienta negra
Menta fresca ó albahaca (opcional)


Elaboración:
Cocemos la coliflor en agua salada hasta que quede bien hecha. Escurrimos y dejar enfriar.
Pochamos la cebolla cortada muy fina con unas gotas de aceite. En un recipiente, trituramos la coliflor con un tenedor y añadimos el pan desmigado, el diente de ajo machacado, la cebolla, el queso, el huevo y el perejil. Opcionalmente, según gustos, podemos añadir un poco de menta ó albahaca fresca.

Sazonamos con sal y pimienta y removemos hasta obtener una mezcla homogénea. Si es necesario podemos añadir más pan ó pan rallado hasta obtener la consistencia deseada.

Con la masa obtenida formamos bolas del tamaño de una nuez, las rebozamos en harina y las freímos en el aceite de oliva.

Servimos enseguida acompañadas de una buena ensalada ó con una salsa de tomate casera.

Adaptación de recetas del libro La Cucina Verde. C. Bernasconi y L. Bertonasco. Ed. Barbara Fiora 2010.

Ø     Para saber más:
Universidad Complutense de Madrid: El ajo y la cebolla, beneficiosos para la salud.


Por: Lati Escudero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada