viernes, 27 de julio de 2012

Recomendaciones dietéticas en problemas hepáticos (I)

El sábado 28 de Julio es el Día Mundial de la Hepatitis.  Los pacientes afectados por esta patología, en cualquiera de sus tipos, y ya sea en su fase aguda o crónica, pueden beneficiarse del consumo de la alcachofa y otros vegetales que faciliten la función o la recuperación hepática tras una afección.
stuffed artichoke bottoms new orleans | fondos de alcachofa rellenos nueva orleans


La alcachofa está indicada en estos casos por su contenido en cinarina. La cinarina, y los productos de degradación de la misma tienen acción:
·        Colerética: aumenta la formación y secreción de bilis y la fluidifican.  Normalmente el hígado segrega diariamente unos 800 ml de bilis, que puede aumentar hasta los 1.200 ml con la ingesta abundante de algunos  vegetales.
·        Colagoga: Estimula el vaciamiento más o menos suave de la vesícula biliar.
Ciertos alimentos vegetales, con ligero sabor amargo, tales como la alcachofa, la endivia, la escarola ó el rábano tienen estas propiedades, facilitando por tanto la digestión de las grasas.

La achicoria por su parte es tónica, aperitiva y diurética. Fue considerada por Galeno como la planta amiga del hígado.  
Como verdura, de la achicoria son preferibles las hojas más tiernas, menos amargas, de fácil digestión. Con la corteza de la raíz, seca y tostada, se prepara una bebida sucedánea del café.

Propiedades de la alcachofa
La alcachofa  es una de las plantas cultivadas más antiguas. Primero se cosechó en Etiopía y después se extendió al sur de Europa por medio de Egipto. Los antiguos griegos y romanos la consideraban una ayuda valiosa para la digestión y reservaron la que entonces era una planta rara para el consumo en círculos de élite. En la Europa del siglo XVI, también se consideró a la alcachofa una verdura "noble" designada para el consumo de la realeza y los ricos.
-         Destaca su aporte de fibra: una ración de unos 200 g aporta unos 10 g de fibra, lo que representa cerca del 40% del total de fibra que se recomienda consumir en un día, contribuyendo a un funcionamiento intestinal correcto y a la mejora de la glucemia y de los niveles de colesterol.
-         También cabe destacar la presencia de inulina, un oligosacárido no digerible, cuyo efecto prebiótico y como laxante moderado ha sido estudiado en humanos y puede mejorar la función intestinal. La achicoria y la cebolla son también fuentes importantes de inulina.
-         Tanto su contenido en fibra e inulina se ha asociado a mejoras en el control del azúcar, por lo que es un alimento adecuado en casos de diabetes
-         En estudios in vitro, los extractos de hoja de alcachofa podrían jugar un papel reductor del colesterol.
-         Posible papel preventivo en el carcinoma hepatocelular, según este  estudio.

No está indicada:
-         Cuando haya obstrucción de las vías biliares, ya que el consumo de alcachofas, principalmente en forma de extracto, podría desencadenar un cólico biliar.
Por otra parte, los cítricos, en especial la naranja y su zumo, tomados en ayunas provocan un vaciamiento brusco de la vesícula biliar por tanto, en caso de cálculos no resulta aconsejable.
-         En las mujeres embarazadas y en etapa de lactancia, no se aconseja el consumo del extracto de alcachofa por no estar probada su seguridad.
-         Puede causar flatulencias, por su elevado contenido en fibra.
-         Los individuos con alergias conocidas a la alcachofa o plantas tales como el árnica o el crisantemo, deben evitar utilizar la alcachofa o las preparaciones de cinarina.

Formas de consumo: Lo ideal es consumirlas frescas, cocinadas al vapor, salteadas ó a la plancha, para evitar pérdida de nutrientes. Otra opción cómoda es consumirlas congeladas, opción preferible a la conserva.

artichoke with goat cheese
Ø     Algunas recetas para personas con trastornos hepáticos:
Alcachofas rellenas con pan rallado

Stuffed Artichoke


Barquitos de endivias con hummus

Hummus and chicory / Endivia con hummus


Ensalada de escarola con ajos fritos
Ø     Para saber más:
Por: Lati Escudero,
Nutricionista

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada