viernes, 10 de febrero de 2012

El té y sus propiedades

Tea TimeNada mejor que un té bien caliente para afrontar las bajas temperaturas como las que hemos soportado estos días. Hay una amplia gama de variedades para saborear en buena compañía, desde aquí os proponemos algunos tipos,  junto con algunas de sus propiedades.

El té se obtiene de la planta Camelia Sinensis o Thea Sinensis; es originaria de China, pero se cultiva y se consume desde hace más de 3.000 años, siendo la bebida por antonomasia en Oriente. Fue introducida en Europa a mediados del siglo XVII por los ingleses que habían colonizado la India.
Té blanco, té verde, té rojo y té negro: una misma planta con diferentes sabores y propiedades
Todos los tés se obtienen de la misma planta. Existen más de 200 tipos distintos de té, pero se pueden clasificar en 4 variedades básicas:
  1. Té Blanco: es el mejor y el más caro, porque es muy difícil de obtener. Sus propiedades son mejores que las de todos los demás. De él se utilizan las flores con sus estambres (pelillos), que se dejan secar sin ser manipulados ni fermentados.
  2. Té verde (té no fermentado): Se usan sus hojas frescas, yemas y parte tierna del tallo. Se enrollan, se dejan secar a la sombra durante muy poco tiempo, para que no fermenten.

Tea leaf 八十八夜
Históricamente, el uso medicinal del té verde ha sido empleado en China desde hace miles de años, y el uso extendido por toda Asia de esta bebida se considera una práctica saludable. Muchos estudios científicos apuntan hacia las virtudes del té, tanto negro como verde. Aunque todos los tés tienen propiedades antioxidantes, los  tés blancos y verdes destacan en ello frente al té negro, por su alto contenido en compuestos como los polifenoles, en particular las catequinas y el aminoácido teanina. Por otra parte, cada vez se están obteniendo resultados más prometedores en torno a la contribución del té verde en la lucha contra el cáncer, entre ellos el de estómago, esófago, ovario y colorectal.

Debemos recordar que, en muchos países el té se acompaña de grandes cantidades de azúcar, hábito poco saludable y que a la larga puede influir en la aparición de otras enfermedades, como diabetes, caries dental, malnutrición, obesidad, etc, por lo que siempre es recomendable tomarlo sólo ó muy poco dulce.

La literatura científica, en referencia al té verde, dice que es:

Probablemente eficaz para...
*     Aumentar la agilidad mental, debido a su contenido en cafeína.
*     Las verrugas genitales. Un ungüento específico de extracto de té verde está aprobado por la FDA para el tratamiento de las verrugas genitales.
Posiblemente eficaz para...
*       Prevenir el cáncer de la vejiga, del esófago, de los ovarios y del páncreas. Las mujeres que beben té regularmente, ya sea té verde o té negro, parecen tener un riesgo significativamente más bajo de desarrollar cáncer de ovario si se las compara con las mujeres que nunca o muy rara vez toman té.
*       Reducir el riesgo o retrasar la aparición de la enfermedad de Parkinson. El tomar de una a cuatro tazas de té verde diarias parece ofrecer mayor protección contra la aparición de la enfermedad de Parkinson.
*       La presión arterial baja. El té verde podría ser de ayuda para la gente de edad a las que les baja la presión arterial después de comer.
*       Disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre (hiperlipidemia).
*       Reducir el crecimiento y desarrollo anormal de células (displasia cervical) producido por la infección con el virus papiloma humano (VPH).
  1. Té rojo ó Pu-erh (semi-fermentado), se obtiene a partir de las hojas que se secan al aire libre durante un periodo breve de tiempo para controlar su fermentación. Su aroma es ahumado y resinoso. Lo utilizaban los emperadores chinos desde la antigüedad por que se le tenía por una exquisitez y por sus poderes adelgazantes y favorecedores de la longevidad. Según algunos estudios, ayuda a reducir los niveles de colesterol sanguíneo.
Otra variedad de té semi-fermentado es el té Oolong ó Azul.
  1. Té negro, fermentado, a partir de hojas secas que se dejan fermentar y se vuelven a secar. Es el té común más utilizado en Europa, EE.UU. y en algunos paises sudamericanos. Contiene muchos taninos con propiedades astringentes, posee un aroma más fuerte y contiene más cafeína que otros tés.
Mientras que el té verde por lo general pierde su sabor al cabo de un año, el té negro lo retiene por varios años. Por esta razón, el té negro ha sido desde hace mucho tiempo un artículo de mercadeo.
Desde la dinastía Tang el té negro preparado con agua caliente podía servir de colorante para las telas, siendo popular entre las clases más bajas que no podían acceder a otro tipo de colorantes. Aunque curiosamente, en chino, el té negro se refiere al que nosotros llamamos rojo o Pu-erh.
En el Reino Unido existe una gran tradición de consumo de té negro, con distintas variedades. Los breakfast teas más destacados son el English Breakfast  y el AssamLos afternoon teas son el Earl Grey, Darjeeling y Ceylon. 

Rooibos: tisana sudafricana
Se le conoce popularmente como té rooibos, pero botánicamente no es un té, sino un arbusto que crece de manera natural en Sudáfrica, del que se han aprovechado tradicionalmente sus hojas para elaborar infusiones. Dado que no es un té, esta infusión no contiene cafeína. Hay estudios en ratas que hablan de las propiedades cardioprotectoras de esta infusión.
El rooibos rojo es también conocido como rooibos fermentado (aunque no sería correcto llamarlo así ya que no se produce tal fermentación sino un proceso de oxidación). La principal diferencia con el rooibos verde es que el rojo, una vez cortado y antes de proceder al secado se deja expuesto al oxígeno, de esta manera toma ese color rojizo.
El rooibos verde posee más antioxidantes y es más parecido al té blanco, y como resultado obtendremos una infusión con una tonalidad levemente verdosa, y un sabor muy suave y afrutado.

Receta de té pakistaní

Sweet Chai Tea
¾ litro de agua
½ litro de leche
4-6 cucharadas colmadas de azúcar, azúcar moreno ó unas gotas de  edulcorante
3 cucharadas de té negro en hojas ó 4 bolsitas
1 cucharadita de canela
½ cucharadita de jengibre molido,
¼ de cucharadita de clavo molido
¼ de cucharadita de nuez moscada molida
8 semillas de cardamomo

En una cacerola ponemos el agua a calentar junto con el té, el azúcar, las especias y las semillas de cardamomo ligeramente machacadas. Llevamos a ebullición, dejando que hierva unos 5 minutos para extraer todo el sabor de los ingredientes. Agregamos la leche, removemos y dejamos que se caliente hasta que vuelva a hervir, teniendo precaución de que la leche no rebose. Colamos y servimos bien caliente.
Valor calórico aproximado por vaso de 250 ml: 110 calorías
Tiramisu al Earl Grey:


Black Tea Tiramisù
Ingredientes para 8 personas:
500 g de queso fresco batido desnatado (tipo speissequark)
1 brick de 200 ml de nata baja en grasa (para cocinar)
300 g de bizcochos al huevo (de soletilla)
1 cucharada sopera de cacao en polvo
1 ó 2 vasos de té Earl Grey fuerte recién hecho
8 cucharadas soperas de azúcar
Azúcar vainillado ó esencia de vainilla

Preparar el té y mantenerlo caliente.
Montar la nata a la vez que se le ira añadiendo el azúcar poco a poco y la vainilla.En un cuenco colocamos el queso fresco, y poco a poco se le va añadiendo la nata montada, mezclándolo con suavidad.
Vertemos el té caliente en un plato hondo y vamos bañando en él los bizcochos hasta que se empapen bien pero sin que lleguen a romperse. Se  colocan en el fondo de una bandeja o molde rectangular que no sea muy hondo.
Añadir por encima de los bizcochos la mezcla del queso y espolvorear con el cacao, ayudándonos con un colador para que quede más uniforme.
Cubrir con film transparente y dejar reposar en el frigorífico unas 8 horas.
Valor calórico aproximado por porción: 294 calorías
Ø     Para saber más:
En Granada, podemos encontrar y degustar una gran variedad de tés en un ambiente tranquilo y agradable en Tetería La Oriental, en C/ Calderería Nueva, (esquina con Cuesta Marañas).

Por: Lati Escudero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada