viernes, 17 de febrero de 2017

Curry de calabaza tailandés

Hoy os proponemos una receta para preparar la calabaza de una forma diferente y seguir consumiendo verduras y hortalizas. Recordemos que la calabaza es rica en betacarotenos, antioxidante precursor de la vitamina A, necesaria entre otras funciones para mantener un buen estado de las mucosas, como comentábamos en el post “En invierno, verduras ricas en vitamina A y C”.

Curry de calabaza
Ingredientes:
½ kg de calabaza tipo “cacahuete” pelada y cortada en dados
1 vaso de caldo de verduras
1 guindilla (opcional)
3 dientes de ajo
1 puerro (la parte blanca)
1 cebolla
1 trozo de raíz de jengibre troceada
2 cucharadas de aceite de oliva suave ó aceite de cacahuete
400 ml de leche de coco (1 lata)
2 cucharadas de pasta de curry amarillo (de venta en tiendas especializadas)
Sal y pimienta
2 cucharadas de pipas de calabaza tostadas

Elaboración:
Pelamos la calabaza y la cortamos en dados medianos. La cocemos en el caldo junto con la guindilla, sólo unos minutos para ablandar la calabaza, pero debe quedar al dente evitando que se deshaga. La escurrimos.
Troceamos la cebolla, el puerro y el ajo en dados pequeños y los salteamos en una sartén amplia junto con el aceite.
Cuando esté pochada y ligeramente dorada añadimos la pasta de curry, el jengibre, la calabaza escurrida y la leche de coco.
Dejamos cocer a fuego suave unos minutos, hasta que la salsa se espese un poco y la calabaza esté tierna. Sazonamos al gusto con sal y pimienta.

Adornamos con las pipas de calabaza y un poco de albahaca, perejil o cilantro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada