viernes, 28 de octubre de 2016

Crema rápida de tomate

Una vez transcurrido el verano, ya van apeteciendo platos templados y ‘de cuchara’. Con esta crema de tomate tendremos asegurado un buen aporte de licopeno, pigmento carotenoide responsable del color rojo de muchas frutas y verduras, y presente en grandes cantidades en el tomate. Tanto el en el caso del licopeno como de otros carotenoides, sus elevadas concentraciones en sangre se han relacionado, según diversos estudios [1, 2] con un menor riesgo de aparición de cáncer de mama.

Foto de 3liz4
En el caso del tomate, conviene saber que el aprovechamiento del licopeno es mayor si se cocina el tomate junto con aceite de oliva, por lo que, tanto esta sopa como las salsas de tomate y sofritos a base de tomate son una buena forma de beneficiarnos de sus propiedades y también de aprovechar los tomates maduros.

Ingredientes para 4-6 personas:
6-8 tomates maduros
1 cebolla mediana
La parte blanca de 1 puerro
2 patatas
1 zanahoria
¾ de litro de caldo de pollo ó verduras, ó agua
4 cucharadas de aceite de oliva
6 quesitos desnatados en porciones
Sal
Pimienta
Orégano fresco

Elaboración:
Pelamos las verduras y las troceamos en dados no muy pequeños.

Escaldamos los tomates, los partimos en cuatro trozos y les retiramos las semillas.

En una cacerola doramos el puerro, la cebolla y la patata junto con el aceite. Una vez que han cogido color, añadimos la zanahoria y el tomate. Removemos de vez en cuando hasta que el tomate quede casi deshecho.

Añadimos entonces el caldo ó agua hasta cubrir las verduras y un poquito de sal.
Lo llevamos a ebullición y dejamos cocer a fuego suave unos 30 minutos.

Se aparta del fuego y añadimos los quesitos, rectificamos de sal y pimienta y trituramos bien.

Si queda demasiado espesa, añadiremos un poco más de caldo.

Servimos la crema templada, con unas hojas de orégano fresco por encima, ó en su defecto, perejil ó albahaca.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada