Platos tradicionales ricos y sanos

Por Escuela de Pacientes - 12:00

Nos encanta esta noticia en la que se recoge que consumir una ración diaria de legumbres puede tener un efecto inmediato en la reducción del llamado 'colesterol malo', según una revisión de más de 20 estudios científicos.

Por las propiedades beneficiosas de las legumbres que ya conocemos y por las fechas en las que estamos, os proponemos para estos días un potaje de garbanzos con espinacas, que reúne en un plato único legumbres, pescado, aceite de oliva, frutos secos y verduras (hace poco otra noticia hacía eco del efecto milagroso de las verduras y frutas).

Aunque hay muchas adaptaciones del plato, hoy os proponemos esta versión:

Potaje de garbanzos con bacalao y espinacas

Ingredientes para 4 personas:
150 g de garbanzos
3 cucharadas de aceite de oliva
6 dientes de ajo
1 cebolla
1 pimiento verde
1 ñora
50 g de almendras
150 g de bacalao desalado
2 patatas medianas cortadas en tacos
200 g de espinacas frescas ó congeladas
½ cucharadita de pimentón dulce
1 hoja de laurel
Sal y pimienta negra

Elaboración:
La víspera ponemos a remojar los garbanzos.  Al día siguiente los cocemos con agua nueva hirviendo, una hoja de laurel y 3 dientes de ajo con piel.

En una sartén preparamos un sofrito, dorando en el aceite los otros 3 ajos en láminas y la cebolla y pimiento verde en pequeños trozos. Cuando cojan color, añadimos la ñora en trozos y las almendras y dejamos que cojan color también.  Trituramos todo junto con un poco de caldo de cocción de los garbanzos y lo reservamos. En la misma sartén rehogamos el bacalao desalado y le añadimos el pimentón, removiendo unos minutos.

Cuando los garbanzos estén tiernos, les añadimos el sofrito triturado, las patatas en tacos gruesos, el bacalao y las espinacas lavadas.

Salpimentamos y cocemos a fuego lento hasta que las patatas estén blandas, removiendo de vez en cuando.

Si el guiso queda muy líquido, podemos trabar un poco el caldo con un trozo de patata y unos garbanzos machacados.

Servir como plato único.

Para postre, naranjas cortadas en rodajas con canela.




Y para merendar os proponemos…

Torrijas
Si escurrimos bien el aceite, es un postre tradicional de interés para consumir ocasionalmente, ya que además de permitir aprovechar el pan sobrante, no está excesivamente dulce, es de fácil preparación, y aporta los beneficios nutricionales de la leche.

Ingredientes para 4 personas:
4 rebanadas de pan “de pueblo” (mejor del día anterior)
1 vaso de leche desnatada
1 cucharada de azúcar
1 huevo batido
½  ramita de canela
Aceite de oliva suave para freír
Azúcar y canela para emborrizar

Elaboración:
Ponemos a calentar la leche con la canela y la cucharada de azúcar. Cuando hierva, apartamos del fuego y dejamos enfriar hasta que la leche esté templada; así cogerá todo el sabor de la canela.

Mojamos las rebanadas de pan en la leche, las escurrimos un poco y a continuación las pasamos por el huevo batido.

Freímos en abundante aceite bien caliente, hasta que las torrijas estén doradas.
Colocamos sobre papel absorbente para que escurran el exceso de aceite.
Pasamos por azúcar y canela.

Si las dejamos de un día para otro quedan más buenas porque el sabor se realza.

Ø     Para saber  más:

En este enlace se puede consultar un Recetario de Cazuelas y Guisos, con varias versiones de Garbanzos con Espinacas y otros platos a base de legumbres.

Por: Lati Escudero

  • Compartir:

Podría Interesarte

1 comentarios

  1. Me encantan todas vuestras recetas!! ademas deciros que siguiéndolas he conseguido bajar el colesterol, sin tener que llegar a medicarme. Gracias.

    ResponderEliminar