La granada, un potente antioxidante

Por Escuela de Pacientes - 11:34

Punica granatum, el árbol de la granada, fruto de otoño por excelencia, lleva entre nosotros desde tiempos bíblicos. Aunque la granada es originaria del sur de Asia, Persia y Afganistán, los fenicios exportaron el cultivo del granado a la zona occidental del mediterráneo, siendo posteriormente los árabes los que la introdujeron en nuestro país, dando su nombre a una de nuestras ciudades, Granada.


La granada se utiliza desde hace miles de años en la medicina persa pero ha sido en los últimos años en los que se ha comenzado a estudiar sus propiedades antioxidantes, antitumorales, antiinflamatorias y antihipertensivas entre otras.

La capacidad antioxidante del zumo de granada y del extracto de semilla, es 2-3 veces superior que la demostrada por el té verde y por el vino tinto.

Es una fruta de muy bajo valor calórico (32 calorías por 100 g de porción comestible), lo que la hace adecuada para ser consumida por personas que deseen perder peso ó por personas con diabetes. Destaca por su aporte de potasio, lo que la convierte en diurética e hipotensora, aunque este último mineral deberá ser tenido en cuenta en caso de insuficiencia renal ó dietas especiales controladas en este mineral.

Es muy rica en taninos que le confieren la propiedad astringente y anti-inflamatoria en las mucosas del tracto digestivo. La corteza y los tabiques internos son las partes del fruto que más cantidad de taninos presentan, por lo que el consumo de granada está indicado en caso de diarreas infecciosas, cólicos intestinales, flatulencia (exceso de gases) y estómago delicado.

La corteza del fruto y los tabiques internos también poseen alcaloides con propiedades vermífugas, por lo que son muy eficaces para expulsar las lombrices intestinales.
Su contenido en ácido cítrico favorece la eliminación de ácido úrico y sus sales a través de la orina, por lo que el consumo de granada es muy adecuado en caso de hiperuricemia o gota y litiasis renal por sales de ácido úrico. 

Destacar los resultados de varias investigaciones preliminares, que sugieren que el beber jugo de granada podría retardar el progreso del cáncer de próstata [1, 2, 3, 4].
La corteza, puesta a secar al sol, reducida a polvo y mezclada con pimienta, sal y jengibre se utiliza en culturas orientales como un remedio popular para limpiar los dientes y fortalecer las encías sangrantes.


Fruit HeartLos frutos del granado son considerados en Oriente símbolo del amor y la fecundidad. Según este estudio realizado en Edimburgo, el zumo de granada promovería un aumento de los niveles de testosterona en saliva y mejoraría el estado de ánimo tanto en hombres como en mujeres sanos.  Según otros estudios, mejoraría la calidad del esperma en animales de experimentación.


Cómo obtener el jugo
  1. Partiendo las granadas por la mitad y exprimiendo cada parte en un exprimidor de cítricos (sin presionar mucho).
  1. Las granadas de corteza delgada, cuando están bien maduras, se exprimen bien con las manos, apretando fuerte cada media granada, al tiempo que se la cambia varias veces de postura.
  1. Pasando los granos por la turmix o la batidora, a velocidad lenta y durante poco tiempo para que no se trituren las simientes. Luego se cuela.
  1. Pasando los granos por una licuadora, de las que al mismo tiempo que licuan expiden los residuos fuera.
  1. Finalmente otro sistema consiste en colocar los granos en un escurridor o en un colador grande (por ejemplo en un colador "chino") y con una mano de mortero ir apretando fuerte hasta que solo queden las simientes y haya pasado todo el zumo.

Conservación y época de recolección
Aunque las granadas empiezan a aparecer en los mercados a mediados de septiembre, es entrado el otoño cuando esta fruta nos ofrece sus granos en toda su plenitud, y se mantiene hasta finales de enero. La granada se debe de recolectar antes de que madure completamente, si no es así, el fruto explota en el árbol. El grosor de su piel hace posible almacenarlas durante meses y que resista bien el transporte. 

Cómo extraer los granos
Para desgranar las granadas se parten por la mitad, se coge media granada, se aprieta un poco para que se aflojen los granos, y sobre una fuente o plato, con el corte para abajo, se la golpea en la piel con el mango de un cuchillo grande (o similar) mientras se le va dando vueltas con la mano. Otro procedimiento es separar el extremo del cáliz haciendo un cuadrado con 4 cortes de cuchillo; desde cada una de las esquinas de ese cuadrado hacer un corte poco profundo (que no toque los granos o muy poco) que descienda hasta el pedúnculo del fruto, en el extremo opuesto. Separar en 4 gajos el fruto y desgranarlo (o comer a bocados cada gajo).

En España se produce el 95% de las granadas de toda la Unión Europea. Destaca la Granada Mollar Elche, una de las granadas más valoradas por su extraordinario sabor y su alto contenido en antioxidantes, vitaminas y minerales.
Recetas y usos culinarios
Lo habitual es utilizarla como complemento para ensaladas refrescantes o en la elaboración de postres. Aunque también se puede usar en guarniciones de carnes y pescados o en la salsa de los asados. En la elaboración de confituras y mermeladas, o para acompañar algunos bizcochos. También es muy apreciado su zumo, muy refrescante, y a partir del cual se elabora la granadina.

hummus, baba ganoush, marinated olives
Dip de berenjena (Baba ganoush)



Ø     Para saber más:



Por: Lati Escudero

  • Compartir:

Podría Interesarte

0 comentarios