viernes, 24 de agosto de 2012

BENEFICIOS DE LA LACTANCIA MATERNA EN LA PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES CRÓNICAS

Los lactantes alimentados con leche materna presentan índices más bajos de: celiaquía, cáncer, esclerosis múltiple, artritis crónica juvenil, alergias y  asma. Los adultos que fueron amamantados presentan  niveles de  colesterol  más bajos. Por el contrario, los que tomaron leche artificial presentan en la edad adulta la tensión arterial, el peso, y el índice de masa corporal  más  elevado. Además, en los casos de predisposición genética a  la diabetes, se deben evitar los productos que contengan proteína de vaca hasta el primer año de vida del bebé.
Eating
La semana mundial de la lactancia materna, instaurada oficialmente por OMS/UNICEF en 1992, es actualmente el movimiento social más extendido en defensa de la lactancia materna. Se celebra en más de 120 países, del 1 al 7 de agosto, aniversario de la Declaración de Innocenti, firmada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en agosto de 1990 sobre la protección, el fomento y el apoyo de la lactancia materna.
En Europa, al ser agosto periodo típicamente vacacional, la Semana Mundial de la Lactancia Materna se celebra de común acuerdo la semana 41 del año. En España, la mayoría de Grupos de apoyo a la lactancia materna inician la celebración de la Semana Mundial de la Lactancia Materna el primer domingo de octubre con diversos actos, como la fiesta de la lactancia materna, evento familiar que consiste en actividades al aire libre.
Piknikas
La lactancia materna debe seguir siendo la base de la alimentación infantil
Queda constancia, con evidencia documentada, de los beneficios de la lactancia materna a corto y largo plazo en el desarrollo neurológico infantil y en la prevención de enfermedades. Por ello la nutrición infantil debe ser considerada un asunto de salud pública y no sólo una elección personal.
La Academia Americana de Pediatría se reafirma en su recomendación de mantener la lactancia materna de forma exclusiva durante 6 meses, y continuar con ella hasta el año o más conforme se introduce la alimentación complementaria, todo el tiempo que deseen madre e hijo, realizándose un seguimiento del ritmo de crecimiento infantil con las curvas adecuadas.
Beneficios de la lactancia materna
Reproducimos aquí algunos beneficios de la lactancia materna recopilados por la Asociación de Apoyo a la Lactancia Materna Mamare Castellón,  y sus ventajas en la prevención de muchas enfermedades crónicas.
En los países más ricos, el desarrollo de la leche artificial, las mejoras  sanitarias, y los progresos en la prevención de  enfermedades, han hecho que no se valore la importancia que sigue teniendo la lactancia materna  para la salud  y que no se tenga en cuenta los riesgos que  supone el abandono de esta práctica natural.  A  pesar de todos los esfuerzos por imitar la leche materna, ésta es inigualable por ser un elemento vivo,  que  cambia según la edad del  bebé, según la hora del día e incluso a  lo largo de una misma toma.
En la actualidad hay muchos estudios, que demuestran que los niños alimentados con leches artificiales tienen un mayor número de enfermedades, no sólo en la época de la lactancia, sino a lo largo de toda su vida. 
1.     SALUD DEL BEBÉ
INFECCIONES. La leche materna estimula el sistema inmune, posee agentes (anticuerpos) que contribuyen a proteger a los lactantes de las bacterias y los virus. Los bebés alimentados con leche materna son más capaces de combatir todo tipo de infecciones gastrointestinales,  infecciones de vías respiratorias (como neumonías y bronquiolitis), infecciones de orina, otitis y diarrea.
Los lactantes amamantados durante más de tres meses sufren menos infecciones y éstas son más leves. Algunos autores consideran el pecho materno como el órgano inmunitario del bebé.
ENFERMEDADES CRÓNICAS DE LA INFANCIA.  Los lactantes alimentados con leche materna presentan índices más bajos de: celiaquía,  cáncer, esclerosis múltiple, artritis crónica juvenil, alergias,  asmas, y dermatitis atópica.
DIABETES. Protege contra la diabetes tipo I,  porque se retrasa la introducción de la leche de vaca y sus derivados. En los casos de predisposición genética a  la diabetes, está mucho más indicada la lactancia materna y hay que evitar los productos que contengan proteína de vaca hasta el primer año de vida del bebé. 
MENINGITIS. La capacidad de segregar   anticuerpos específicos frente a las bacterias del neumococo,  meningococo, no se alcanza hasta el segundo año de vida. Por lo tanto, la lactancia materna  supone un aporte defensivo  para luchar contra esta enfermedad.
MUERTE SÚBITA. Reduce también el riesgo de muerte súbita.
LEUCEMIA. Los niños cuyo período de lactancia supera los 6 meses, tienen menos posibilidades de presentar leucemia aguda  infantil, y linfomas.  Los estudios lo han relacionado con  la presencia de la proteína alfa-lac en la leche materna. Esta proteína induce a la reducción de células cancerígenas y células inmaduras y favorece el crecimiento de las células ya maduras y estables. 
DSC_8237DESARROLLO DE LOS DIENTES. El agarre del bebé al pecho, distinto al del biberón  favorece el adecuado desarrollo de la mandíbula y las demás  estructuras de la boca, evitando la necesidad de ortodoncias.  También contribuye a la prevención de caries dentales.
SISTEMA DIGESTIVO. La leche materna es más digestiva. Es rica en probióticos por lo que la flora intestinal de los bebés amamantados presenta menos elementos patógenos. La leche materna tiene mejor sabor que la leche de fórmula.
Los alimentos ingeridos por la madre modifican ligeramente su sabor, se cree que esto es la causa de que a los  bebés amamantados les cueste menos aceptar la alimentación complementaria. Es mucho más habitual con la lactancia artificial que los bebés regurgiten.
OBESIDAD. Reduce el riesgo de obesidad infantil porque contiene leptina, hormona que controla la obesidad en adultos. Está demostrado que cuanto más tiempo se dé de mamar menor será el riesgo de padecer obesidad. 
DESARROLLO CEREBRAL. Se asocia también a los niños lactantes un mayor coeficiente intelectual debido a un mayor crecimiento y  desarrollo cerebral.
MEJOR RESPUESTA FRENTE A LAS VACUNAS. Se ha comprobado que la respuesta inmunitaria frente a las vacunas es mejor con los niños alimentados con leche materna.   
SALUD DEL ADULTO. Los adultos que fueron amamantados presentan  niveles de  colesterol  más bajos. Por el contrario, los que tomaron leche artificial presentan en la edad adulta la tensión arterial, el peso, y el índice de masa corporal  más  elevado.
PREMATUROS. Aunque la madre dé a luz antes de tiempo, su leche estará especialmente adaptada a las necesidades de un bebé prematuro. Durante varias semanas, contiene más proteínas, calcio, sodio y otros nutrientes que la leche materna normal.  Además, los prematuros alimentados con leche de su propia madre, están más protegidos frente a los gérmenes hospitalarios, causantes de la  Enterocolitis Necrotizante, enfermedad que produce mucha mortalidad entre los prematuros.
2. SALUD DE LA MADRE
RECUPERACIÓN ÚTERO. Cuando el bebé succiona del pezón inmediatamente después del parto, produce la liberación de oxitocina en la madre. Esta  hormona favorece el desprendimiento de la placenta,  que el útero vuelva a su  tamaño natural, y que haya una menor pérdida de sangre posterior al  parto.
MEJORÍA DE ANEMIA. La disminución del sangrado mejora la anemia. Además la lactancia inhibe la ovulación durante varios meses, y esta ausencia de menstruación contribuye a un importante ahorro de hierro.
CÁNCER DE MAMA Y OVARIO. Existen amplios estudios que constatan un menor riesgo de padecer cáncer de mama y ovario
PÉRDIDA DE PESO. La producción de leche supone un gasto energético,  mientras se mantiene la lactancia se irán consumiendo las reservas que la madre ha ido acumulando durante la gestación.
PREVENCIÓN OSTEOPOROSIS. El metabolismo cálcico se acelera durante la lactancia, y se movilizan los depósitos óseos, y este aumento de calcio en sangre se utiliza para la producción de leche. Pero para contrarrestar la pérdida de calcio se produce un aumento de la absorción de este mineral, y a  largo plazo las mujeres que dan pecho ven disminuidas las probabilidades de sufrir fracturas de cadera y columna en la menopausia.
BENEFICIOS PSICOLÓGICOS.

-         Se favorece el vínculo afectivo madre-hijo.
-         Existe menor incidencia de depresión posparto porque la lactancia produce una mayor sensación de bienestar en la madre y mejora su autoestima. 
-         Los bebés que toman pecho desarrollan una personalidad segura e independiente.  
-         La lactancia permite tranquilizar y dar consuelo al bebé, en cualquier   momento. 
-         Cuando un hijo está enfermo, amamantarlo supone un gran consuelo para ambos.
Finalmente, una serie de beneficios generales:
COMODIDAD.  La  leche materna es  bacteriológicamente segura, está siempre preparada y a la temperatura perfecta. Por lo tanto, se evitan los riesgos de contaminación o errores en la preparación.
VENTAJAS ECONÓMICAS. Supone un gran ahorro, debido al precio elevado de los  sustitutivos de la leche materna, alrededor de 1500 euros al año.  Los bebés amamantados precisan menos consultas por enfermedad, menos medicamentos y hospitalizaciones.  Por lo tanto,  el coste de atención médica para el  estado es menor.
También supone un beneficio para las empresas. Las madres que amamantan faltan menos al trabajo, puesto que sus  bebés enferman con menor frecuencia. 
Babies 'n' boobs
ECOLÓGICA. La lactancia materna beneficia al medio ambiente. La producción de leches artificiales supone un mayor consumo  de agua, un elevado  consumo de energía para su  producción, transporte y elaboración. Finalmente,   por supuesto, la leche artificial genera muchísimos  más residuos.
Ø     Para saber más:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada