miércoles, 25 de mayo de 2016

Pastel de chocolate sin harina ni gluten

Foto:   luisacontreras-87
El 27 de Mayo, como cada año, se celebra el día de la Enfermedad Celiaca, con el objetivo de darla a conocer y visibilizar las dificultades de quienes la padecen. Desde Cocinar Rico y Sano proponemos una golosa receta sin gluten y os animamos a participar en algunas de las actividades previstas los próximos 27 y 28 de mayo.

Esta receta también es conocida con el sobrenombre de “Muerte por  Chocolate”, por su irresistible sabor que impide parar de comer, y por sus ingredientes, que son exclusivamente huevos y chocolate.

Al no llevar harina, se garantiza la ausencia total de gluten, por lo que puede resultar de interés como bocado dulce apto para personas con intolerancia al gluten, e incluso en pequeñas porciones, a modo de bombón, para “matar” el antojo de dulce en dietas de adelgazamiento.

Ingredientes para 6 personas:
150 g chocolate negro, con 60 % cacao como mínimo
3 huevos
3 claras de huevo
1 pizca de sal

Elaboración:
Engrasamos abundantemente con mantequilla y azúcar un molde desmontable no muy grande ó si se prefiere, pequeños moldes individuales ó de magdalena.

Precalentamos el horno a 170 grados.

Fundimos el chocolate al Baño María, poco a poco, removiendo de vez en cuando. Cuando esté derretido apagamos el fuego y lo dejamos enfriar un poco mientras realizamos el resto de la elaboración.

Separamos 3 claras de las yemas, con cuidado de que no caigan restos de yema en las claras. Las yemas las apartamos para otros usos.

Montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal hasta que estén firmes, con una batidora de varillas.

En otro recipiente batimos, también con la batidora de varillas, los otros 3 huevos hasta que espumen, y los añadimos con mucha suavidad al chocolate fundido que habíamos dejado enfriar un poco.

Añadimos a la mezcla anterior las claras a punto de nieve con movimientos envolvente y suaves, con ayuda de una espátula de silicona.

Vertemos la mezcla en el molde y horneamos unos 8-10 minutos.

Transcurrido este tiempo, dejamos enfriar unos minutos y desmoldamos.
Introducimos en el frigorífico varias horas.

Cuando este frío cubrimos con cacao puro en polvo, ó con azúcar glass.
Servir porciones, que podemos acompañar con fruta fresca, frutos secos ó helado sin gluten.

INFORMACION NUTRICIONAL
Valor calórico y nutricional de 1 ración (considerando un total de 6 porciones)
Energía (Kcal)
Proteínas (g)
Grasas
(g)
Hidratos de carbono (g)
Colesterol (mg)
Fibra (g)
Sodio (mg)
181
6
12
13
115
2,5
62


Ø  Para saber más:

-Para sensibilizar a toda la ciudadanía sobre el problema de salud que causa la EC, entre otras actividades se han previsto, en GRANADA, el vienes 27 de mayo a las 11:30 en la Plaza del Humilladero, una Jornada muy especial de la mano de CEA junto con la Escuela de Pacientes.

Y el día 28 de mayo la “I Marcha por los Celiacos” en Madrid. 
Se puede ampliar esta información en el blog Enfermedad Celiaca de la Escuela de Pacientes.

-Documento del Ministerio de Sanidad: Diagnóstico precoz de la Enfermedad Celiaca


Por: Lati Escudero

jueves, 19 de mayo de 2016

Conejo al horno con salsa Romesco

Foto: calafellvalo
Con motivo del Día Mundial de la Hipertensión que se conmemoraba hace escasos días, hoy proponemos esta sabrosa receta. La carne de conejo presenta un bajo contenido en sodio y alto en potasio, por lo que su consumo es adecuado en casos de hipertensión arterial, siempre que no se le añada mucha sal al cocinarla. Además, es una carne de por sí sabrosa, fácil de digerir y sus preparaciones culinarias suelen incluir gran variedad de hierbas aromáticas, necesitando así incorporar poca cantidad de sal en su elaboración. La salsa Romesco, típica de la cocina catalana, aúna ingredientes saludables y nutricionalmente recomendables (frutos secos, vegetales y aceite de oliva), y por su marcado sabor resulta ideal para realzar el sabor de carnes y pescados.

Salsa Romesco

Ingredientes
1 ñora o pimiento choricero (en su defecto se puede usar una cucharadita de pimentón).
1 tomate maduro mediano por cada comensal
De 4 a 6 dientes de ajo asados
40 g de avellanas, mejor tostadas y sin piel (ó en su defecto almendras)
Entre 6 y 8 cucharadas de aceite de oliva virgen
4 cucharaditas de vinagre de vino tinto (ó de sidra ó manzana)
Unas rodajas de pan duro
Aceite de oliva virgen extra
Pimentón (opcional)
Sal (opcional)

Elaboración:
Ponemos la ñora en remojo en agua caliente hasta que se hinche o bien en agua fría unas 12 horas (la noche anterior).

Asamos los tomates y los dientes de ajo en una plancha ú horno hasta que se oscurezcan, pero girándolos con frecuencia para evitar que se quemen.
Si no tenemos parrilla u horno de leña para hacerlo servirá un horno normal. Hay que eliminar la piel de ambos ingredientes y reservarlos.

Machacamos en un mortero los frutos secos junto a una pizca de sal y el pan frito y empapado en vinagre. A continuación añadimos los ajos para que liguen como una masa espesa. A esta masa añadiremos la pulpa de la ñora bien escurrida. Mezclamos bien y añadimos el tomate cortadito y sin piel y muy poca cantidad de pimentón.

Mezclamos con decisión hasta que nos quede una pasta homogénea de color rosado. En este punto vamos incorporando vinagre y después el aceite, amalgamando todo bien para que se ligue. Es importante ir probando y rectificando de aceite. 

Es mejor hacer la salsa un día antes de que se tenga que usar y guardarla con papel film en la nevera para que se potencie su sabor.

Servimos caliente acompañando a carnes, pescados ó verduras a la plancha.



En este enlace está disponible la receta de Conejo al horno.


Ø  Para saber más: 

En este enlace de la Organización Interprofesional Cunícola INTERCUN, http://carnedeconejo.es/consumidor/, podemos encontrar amplia información sobre las propiedades, usos, recetas y valor nutricional de la carne de conejo.

viernes, 13 de mayo de 2016

Día Europeo Insuficiencia Cardiaca 2016: Recordemos reducir el colesterol, el peso y el consumo de sal

Esta semana, con motivo del Día Europeo de la Insuficiencia Cardiaca (9 de mayo), uno de los objetivos que propone la Fundación Española del Corazón es concienciar sobre la incidencia de esta patología, que ha aumentado hasta un 30% en la última década, y remarcar la importancia de mantener bajo control los principales factores de riesgo como medida preventiva.
Foto: DorteF
Además de animar a realizar una actividad física adaptada a las posibilidades de cada paciente y llevar un estilo de vida saludable, desde Cocinar Rico y Sano rescatamos y actualizamos algunas recomendaciones para prevenir ó paliar algunos de los factores de riesgo modificables, que pasan por cuidar nuestra alimentación y la manera de cocinar, basándonos en 3 aspectos principales:

1.    Reducción del empleo sal, para un mejor control de la hipertensión y la retención de líquidos.


Trucos de cocina para potenciar sabores y emplear menos sal (II): Fondos y fumets, algo más que caldo.



2.    Control del colesterol y de las grasas saturadas




3.    Manejo adecuado en caso de diabetes.
En este post mencionábamos diferentes opciones como Alternativa a las bebidas azucaradas.

En este post de ‘El Comidista’ se recogen algunas recomendaciones interesantes para reducir el consumo de azúcar.

4.    Evitar el sobrepeso y la obesidad

Ø  Para saber más:



viernes, 6 de mayo de 2016

Para que sigamos comiendo pescado... Albóndigas de sardinas

Hace unas semanas os proponíamos un post con 20 platos a base de pescado. Hoy, una receta interesante para los paladares más inapetentes y para aquellos a los que se les resistan las espinas de las sardinas. Recordemos que el pescado debe formar parte de nuestra alimentación unas 4 veces por semana, especialmente si es azul.

ALBÓNDIGAS DE SARDINAS

Foto: http://www.choumicha.box.ma/files/file/4428.jpg

Ingredientes:
1 kg de sardinas
2 zanahorias
2 patatas
4 cucharadas de arroz blanco cocido
1 limón en rodajas
1 tomate en rodajas
1 hoja de laurel
Agua
100 g de aceitunas verdes (opcional)

Para el adobo:
4 cucharadas de cilantro y perejil picado
½ cucharadita de pimienta negra
1 cucharadita de pimentón dulce
1 cucharadita de comino
1 pizca de colorante alimentario
Zumo de 1 limón
3-4 dientes de ajo machacados
100 ml de aceite de oliva virgen
Sal (opcional)

Elaboración:
Primero preparamos el aliño, mezclando en una fuente el cilantro y el perejil picado, las especias, el aceite y el zumo de limón. Reservamos esta mezcla.

Pelamos, lavamos y cortamos las zanahorias y las patatas y las partimos en dados pequeños.

Limpiamos las sardinas, retirando las tripas, las escamas, la piel y las espinas. Con ayuda de unas pinzas, podemos quitar las de los lados que resultan más molestas al paladar.

Partimos las sardinas en trozos muy pequeños con ayuda de un cuchillo afilado ó las trituramos con un pasapuré ó accesorio picador.

Mezclamos la mitad de la salsa que reservamos previamente con las sardinas, añadimos el arroz, y vamos formando las albóndigas con este preparado.
Colocamos las albóndigas en el fondo de una cazuela de barro. Por encima añadimos las patatas y zanahorias, el limón y tomates en rodajas, las aceitunas, el laurel, y el resto del aliño.

Añadimos dos vasos de agua ó caldo de pescado, tapamos, y dejamos cocer a fuego no muy fuerte unos 15-20 minutos.

Servimos bien caliente.

Por: Lati Escudero


martes, 3 de mayo de 2016

A las ricas lentejas

La legumbre que hemos elegido en esta ocasión este mes, en el Año Internacional de las Legumbres, son las lentejas. Para que no se aplique el dicho de “si quieres las tomas y sino las dejas…” sugerimos 6 recetas donde elegir, para que comerlas sea del agrado de hasta los más pequeños de la casa. Recordemos que en nuestra dieta mediterránea se recomienda consumir legumbres diversas unas 3 veces por semana.

Las lentejas aportan hidratos de carbono complejos (de absorción lenta), por lo que la glucosa pasa a la sangre de forma progresiva sin picos de glucemia, siendo las legumbres de gran interés en la dieta de las personas con diabetes. Además, por su contenido en fibra, proporcionan un poder saciante elevado y mejoran el estreñimiento.
Aportan proteínas vegetales, que aunque en buena cantidad, son incompletas, puesto que son deficitarias en el aminoácido esencial metionina; pero si se combinan con cereales como el arroz, pan u otros cereales, se convierten en proteínas de alto valor biológico, equiparables a las de la carne, pescado ó huevos.
Son ricas en vitaminas del grupo B y minerales como el zinc ó selenio. Aunque existe la creencia de que son muy ricas en hierro, éste es de difícil asimilación por el organismo, siendo recomendable acompañarlas con alimentos ricos en vitamina C que van a facilitar la absorción de este mineral. Por ejemplo, zumo de naranja, frutas cítricas para el postre y ensaladas con tomate, pimiento crudo y zumo de limón.
En determinadas personas pueden resultar indigestas, molestias que se pueden minimizar tomándolas en puré, con verduras, con condimentos como el comino, hinojo ó clavo ó empleando lentejas rubias sin piel.

Lentejas al pimentón
Foto: xumet















Ingredientes para 4 personas:
300g lentejas
1 cebolla
8 dientes de ajo
100 g de arroz integral
Aceite de oliva virgen
1 cucharadita colmada de pimentón
Laurel (opcional)
Vinagre (opcional)
Sal

Elaboración:
Ponemos a cocer las lentejas con agua fría que las cubra, el arroz integral, 1 cebolla entera, una hoja de laurel y un poco de sal, bien en una olla a presión, bien en una olla normal, a fuego lento.
Cuando estén tiernas, las apartamos del fuego y retiramos la cebolla y el laurel.
En una sartén doramos los ajos en láminas junto con 4 cucharadas de aceite de oliva. Una vez en su punto, apartamos la sartén del fuego y añadimos el pimentón a los ajos. A continuación, y según gustos, podemos añadir un chorreón de vinagre. Añadir este sofrito a las lentejas y remover bien.
Si las hemos preparado con antelación, calentar bien, añadiendo un poco de agua o caldo si fuese necesario, para evitar que estén demasiado espesas.
Servir bien calientes.
NOTA:  A los niños les gustan más sin vinagre y con unos dados de queso por encima.

Lentejas guisadas con calabaza
Foto: lasrecetasdecadadia

Ingredientes:
500 g de lentejas
500 g de calabaza
2 cebollas
2 tomates maduros
1 pimiento verde
1 cabeza de ajos
Perejil
Laurel
Aceite de oliva virgen
Sal






Elaboración:
Lavamos las verduras.
Cubrimos las lentejas con agua fría y al romper a hervir se dejan 2 minutos y se les tira el agua.
Se les pone de nuevo agua y se les añaden los tomates enteros, las cebollas, el pimiento, el perejil, laurel y la cabeza de ajos y un chorreón de aceite. Se dejan cocer unos 40 minutos aproximadamente.
Se retiran los ajos y laurel, y las hortalizas se trituran y pasan por un pasapuré ó chino.
Añadimos la calabaza cortada en trozos y dejamos cocer a fuego suave unos 20 minutos más.
Si gustan trabadas, se puede añadir un majado de 2 rebanadas de pan y unos dientes de ajo fritos.
Fuente: Libro “I Concurso de recetas Ciudad de la Alhambra. Cocina Tradicional”

Este plato, también conocido como ‘Adas Polo’ se puede acompañar con albóndigas y sustituir los dátiles por pasas, tal como sugieren en este vídeo.

  • Rescatamos también estas recetas ya publicadas:

Daal de lentejas: receta al estilo indio a base de lentejas rubias peladas, plato que puede resultar más digerible para estómagos más delicados.